jueves, agosto 18, 2022

Ojalá todos fueran como Sadio Mané

InicioInternacionalOjalá todos fueran como Sadio Mané

Ojalá todos fueran como Sadio Mané. El delantero senegalés del Liverpool tiene al mundo encantado, no solo por sus jugadas, sino por todo lo que hace fuera de ellas, que si todos fueran así, posiblemente el mundo estaría mejor.

- Publicidad -

Puedes leer: James Rodríguez, haría parte de la oferta del Madrid por Kanté

No se arreglarían todos los problemas, eso es claro, pero sí harían mucho por muchos. El fútbol, además de ser un deporte, se forja como un escenario de esperanza para salir adelante.

Sin duda alguna, es el deporte que manda en el mundo y hace parte del sueño de muchos niños, que, sin importar la condición, desean llegar a lo más alto de este gran deporte.

- Publicidad -

Sumándole el dinero y la fama, termina siendo el puerto por el que muchos optan, pero que pocos pueden llegar y el grupo se reduce, si contamos a los que están en el escalón más alto.

Ahí entra un Messi, un Ronaldo, un De Bruyne, un Reus, un Hazard, un Suárez, un Falcao… otros tantos, reconocidos mundialmente y ahí también entraría un hombre llamado Sadio Mané.

El de Senegal inició desde abajo. De su país lo llevaron a Francia, donde se inició como profesional en el Metz y de allí se fue al Red Bull Salzburg, en el que marcó 34 goles durante su estadía desde 2012 hasta el 2014.

- Publicidad -

Eso fue suficiente para que el Southampton de Inglaterra se fijara en él y lo llevara a la Premier League, donde en dos años marcó 21 goles y eso fue esencial para persuadir al Liverpool.

Jurgen Klopp lo reclutó y hoy por hoy es una de las estrellas futboleras más grandes. Desde 2016 está en Anfield y en total lleva 50 goles, además de ser un jugador esencial. Él está en ese Olimpo.

Ojalá todos fueran como Sadio Mané

Pero el hombre sabe de sus raíces, experimentó lo que muchos hoy están experimentando y lo complicado que puede ser salir de abajo, escalar y lograr oportunidades.

Él la tuvo y pudo salir adelante, estar tranquilo y ser un referente en su país, en África y en algunas partes del mundo y por ello, prefiere gastarse el dinero ayudando a los suyos, que en autos, mansiones y demás, como lo hacen la mayoría de jugadores.

«¿Para qué quiero 10 Ferrari, 20 relojes con diamantes y 2 aviones? ¿Qué haría eso por el mundo? Yo pasé hambre, trabajé en el campo, jugué descalzo y no fui a la escuela. Hoy con lo que gano puedo ayudar a la gente», aseguró hace poco el africano.

Pocos, muy pocos harían eso, ayudan sí, pero podrían hacerlo más. Claro, no es una obligación y seguramente con lo que hacen, están satisfechos, pero Mané no solo quiere dar oportunidades para salir adelante, prefiere construir hospitales y que su comunidad mejore su calidad de vida.

Un verdadero cambio de un hombre que se mantiene disciplinado y con una filosofía clara, por lo que, si podemos imaginar si todos actuaran así… no se trata de regalar, no. Se trata de generar oportunidades para que el mundo siga caminando.

Puedes leer:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Anuncio -

Articulos Relacionados